lunes, 4 de marzo de 2013

Miniguía de siembra en Marzo


Miniguía de Siembra en Marzo!! Este mes tenemos una de las miniguías más completas para saber qué semillas puedes sembrar en tu huerto. Siguiendo vuestras sugerencias hemos añadido mejoras, que la disfrutéis y no olvidéis compartir!




lunes, 18 de febrero de 2013

Especias y hierbas aromáticas


Las especias son productos vegetales aromáticos, enteros, troceados o molidos cuya función más importante es preservar y dar sabor a los alimentos. Son especias la mostaza, la canela, el azafrán, el clavo, la nuez moscada, la pimienta... 



 Las hierbas aromáticas se diferencian de las especias porque su contenido en aceites esenciales es menor, suelen proceder de climas cálidos, mientras que las especias proceden de climas tropicales y subtropicales y proporcionan un olor y un sabor más delicado que el de las especias. Se consideran hierbas aromáticas el perejil, el hinojo, la albahaca, el laurel, el tomillo ...



Muchas hierbas aromáticas  y especias, así como sus componentes bioactivos han sido investigados por su potencial para la prevención y el tratamiento de enfermedades en unas dosis que podrían exceder los comúnmente usados para la preparación de alimentos.





Es muy difícil estimar el consumo de las especias y hierbas, ya que suelen acompañar a otros productos alimentarios, como parte de su elaboración culinaria. Además, algunos compuestos químicos presentes en estas especias y hierbas tienen una corta vida media, y su concentración en estos productos depende de numerosos factores, como la especie, el cultivo o el procesamiento al que se someten las hierbas y especias.


Actualmente, interesa el papel de las especias en la prevención del cáncer. Se sabe que las especias y las hierbas presentan una serie de efectos en la salud que podrían estar relacionados con la prevención del cáncer. Estos son algunos de ellos:



Actividad antimicrobiana y antifúngica:


Helicobacter  pylori
 es debida al contenido en aceites esenciales de las especias. Las especias, del mismo modo que inhiben el crecimiento de algunas especies bacterianas, estimulan el crecimiento de otras. Aunque los mecanismos por los cuales las especias y hierbas aromáticas atacan a los microorganismos no son bien conocidos, se sabe que dañan la membrana celular de las bacterias y su material genético.  Una de las bacterias asociadas con la progresión del cáncer, especialmente, el cáncer gástrico, es el Helicobacter pylori, de hecho, se incluye dentro del grupo I de carcirogénicos por la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer. Son necesarios más estudios para conocer que dosis de especias y hierbas aromáticas serían necesarias para conseguir el efecto deseado, en este caso, una actividad antimicrobiana que previniese el desarrollo de ciertos cánceres como los asociados con las infecciones por Helicobacter pylori.

Capacidad antioxidante:

Un estudio encontró que entre los 50 alimentos que poseían antioxidantes se encontraban, los 5 primeros eran especias secas (clavo molido, orégano seco, jengibre molido, canela molida y cúrcuma en polvo). Sin embargo, comparados con otras categorías de alimentos incluidos en ese estudio, las hierbas y especias presentaban un amplio rango de capacidad antioxidante; de 0,803 a 125.549 mmol/100g.  Se ha evidenciado epidemiológicamente que existe una relación entre la ingesta dietética de antioxidantes y una menor morbilidad y mortalidad. Los antioxidantes son capaces de prevenir o retardar la oxidación de otras moléculas, lo cual genera radicales libres. Cuando estos están en cantidades mayores que las que el organismo humano puede detoxificar, se produce lo que se conoce como “estrés oxidativo”. Este está relacionado con numerosas enfermedades y se sabe que puede generar daños en las células, como lesiones en el material genético que pueden causar mutaciones y contribuir al desarrollo del cáncer. 
        
 Inflamación:

Se ha estimado que, aproximadamente, el 15% de los cánceres están relacionados con la inflamación. Los estudios in vitro indican que numerosas hierbas y especias o algunos de sus componentes bioactivos, podrían inhibir y, a veces, inducir numerosos sistemas enzimáticos relacionados con las vías que regulan la inflamación y la respuesta inmunitaria. Los antiinflamatorios no esteroideos (AINES), entre los que se encuentra la aspirina, administrados en forma regular parecen estar asociados a una disminución en el riesgo del cáncer de colon, sin embargo, los numerosos efectos secundarios que generan, entre los que se encuentran hemorragias gastrointestinales, hacen que las especias y las hierbas sean una alternativa atrayente, por ello es importante investigar más su acción.

 Mecanismos antitumorales: 


en diferentes estudios se ha investigado el papel de las hierbas y especias sobre numerosos complejos relacionados con la transcripción  y sobre diferentes factores de transcripción del ADN, relacionados con el desarrollo de tumores. Entre las especias y hierbas aromáticas más estudiadas y que parecen tener una gran importancia en relación con los mecanismos antitumorales se encuentran el hinojo , el eneldo y la cúrcuma. 





lunes, 11 de febrero de 2013

Mundo Vegetal


Cómete una piña y genera una nueva planta!












Fibra Alimentaria

La fibra alimentaria es la parte no digerible ni absorbible de muchos alimentos, la mayor parte de origen vegetal.
Al no ser digerible ni absorbible, no es un nutriente. Teniendo en cuenta esto, se podría pensar que la fibra es un componente poco útil, pero los estudios demuestran todo lo contrario.



La fibra tiene cierto metabolismo en el colon. En nuestro intestino grueso vive una masa microbiana formada por más de 500 especies de bacterias diferentes, que se interrelacionan entre ellos y crecen y viven a partir del substrato que les entra por el intestino delgado.

Las bacterias usan la fibra alimentaria y otros sustratos como fuente de energía y poderse multiplicar. La fermentación de la fibra produce ácidos grasos que la bacteria no usa y absorben las células del colon, y gases como el metano, hidrógeno y dióxido de carbono, que mejoran la motilidad intestinal pero son molestos.

Aspectos y funciones de la fibra:

  • Aumento del volumen de las heces: facilitando la función evacuativa y prevención del estreñimiento.
  • Regulación de la velocidad del tránsito intestinal: menor absorción en el intestino grueso, menor tiempo de permanencia de posibles substancias cancerígenas en el colon.
  • Disminución de la velocidad de absorción intestinal: disminuyen la velocidad de absorción de la glucosa, produciendo un efecto positivo en personas diabéticas.
  • Fijación de los ácidos biliares: formados por colesterol, una vez han ayudado en la digestión de las grasas, son en gran parte reabsorbidos. La fibra impide esta reabsorción, disminuyendo el colesterol plasmático.
  • Fermentación microbiana: aumentando el volumen de las heces.

Efectos adversos de la fibra.

El consumo habitual de fibra, aumenta la excreción de algunos elementos químicos esenciales como el calcio, el hierro, o el zinc.
Mientras que la ingesta sea la adecuada, esta situación no tiene porque generar ninguna problemática.

La fermentación de la fibra por parte de la flora del colon genera una serie de gases (meteorismo), que puede originar molestias a algunas personas.

Algunos tipos de fibra están contraindicados en diversas enfermedades del tracto digestivo, ya sea por su carácter de irritante físico de las mucosas dañadas o por su capacidad de provocar diarreas en ciertos estados.